La Biblia

Familiarizándote con la Biblia

La palabra BIBLIA proviene del vocablo griego biblion, que significa libro: pero la Biblia es más que un libro, o que una colección de libros. Es la revelación escrita de la voluntad de Dios hacia los hombre. Más allá de este libro está el Dios del Libro. La Biblia trata de Dios, y en especial de su hijo, Jesucristo.

La Biblia, contiene 66 libros, escritos por 40 autores abarcando un período de 1600 años aproximadamente. Los autores eran de todas las condiciones sociales, incluían reyes, campesinos, profetas, pescadores, estadistas, eruditos, etc.

Aunque es  toda una biblioteca, la Biblia es también el libro por excelencia. Cuenta una historia, grandiosa, acerca del amor de Dios por su pueblo, y del precio que estaba dispuesto a pagar para restaurarnos en perfecta comunión con El.

Se divide en dos grandes secciones y el nacimiento de Jesucristo marca la separación.

La primera sección  recibe el nombre de Antiguo Testamento. Esta parte fue escrita casi totalmente en hebreo (a excepción de unos cuantos pasajes en arameo) y se termino casi 400 años antes del nacimiento de Cristo.

La segunda sección es el Nuevo Testamento, se escribió en griego, todas nuestras Biblias actuales son traducciones de estas lenguas originales. La palabra TESTAMENTO significa  alianza, pacto o acuerdo.

El Antiguo Testamento  es  la narración de la relación de Dios con una nación: los israelitas. El Nuevo Testamento es la narración de la relación de Dios con Su Hijo y con quienes crean en El. La nación fue fundada para traer al mundo a Su Hijo.

Dios se convirtió en hombre a través de Su Hijo para que pudiéramos conocerle.  Si quieres saber como es Dios basta con que veas a Jesucristo, pues El es la revelación perfecta de Dios (todo esto está descripto en la Biblia). El Antiguo Tesatamento preparó el escenario. El Nuevo Testamento revela el drama. ¡Y que maravilloso es ese drama! Dios es el autor y Jesucristo el protagonista.  El Espíritu Santo es la fuerza detrás de cada uno de los personajes, incluyendo al Hijo de Dios.

La  Biblia, es una fuente de sabiduria e instrucción divina imnagotable, beba diariamente de esa fuente y encontrará dirección y propósito para su vida.

La Biblia, nos sigue nutriendo a lo largo de nuestra vida.

La Biblia, es Dios revelándose a la humanidad.

La lectura y el estudio de la Palabra de Dios es una tarea de toda la vida.

Una vez que usted haya leido toda la Escritura, vuelva a leerla, tal vez en una  versión distinta y optando por otro plan de lectura.

Use siempre un cuaderno de notas o un diario para poder comparar notas y observaciones al leer de nuevo un libro de la Biblia en particular.

Cada vez que usted vuelva a leer la  Palabra, surge nuevas y relevantes verdades. La Biblia que tiene en sus manos o consultandola online, tiene la  respuesta para el pasado, el presente y el futuro de la humanidad.

Para esto siga estos consejos:

1- Use Ud. una Biblia con letra clara.

2- Propóngase seriamente tener cada día por lo menos un cuarto de hora reservado para Dios. El día tiene 96 cuartos de hora; consagre uno de ellos al Hacedor del Universo. Cabe que después de poco tiempo, no le bastará un solo cuarto de hora.(Hechos 17:11)

3- No importa la hora que escoja. Las noches y las madrugadas suelen ser más tranquilas y por la mañana la mente está aún lozana. (Salmo 3:5; 4:8)

4- Lea la Biblia tranquilamente, sin prisa. No se contente con ojearla, sino reflexione sobre cuanto ha leído.

5- Antes de leer, pida a Dios que le abra el entendimiento. Nadie puede explicarle la Biblia mejor que El mismo que la escribió.

6- Mientras lea, pregúntese: ¿Qué quiere decirme esto? Léalo como si estuviese expresamente escrito para Ud. Es el mensaje de Dios para Ud. Al leer las advertencias y exhortaciones ha de pensar: Esto va para mí. Y al leer las promesas puede Ud. decir: Esto es también para mí.

7- Conviene tener a mano un lápiz o un marcador amarillo para subrayar los textos que más le impresionaron a Ud. Más tarde, los encontrará más fácilmente.

8- Hable con Dios en oración acerca de lo que ha leído.

9- Lea la Biblia entera, capítulo tras capítulo. Cuando la haya terminado, vuelva a empezar de nuevo. Cada vez le parecerá más hermosa y más clara. Empiece por el Nuevo Testamento.

10-Los textos que le parecen más importantes, o los de mayor aprecio, apréndalos Ud. de memoria. Más adelante, sacará una inmensa bendición. (Salmo 119 : 11).

 

Leer la Biblia puede ser una tarea intimidante para aquellos que nunca la han leído o siente que quizás es muy difícil de entender. Aun así, para el cristiano, esta práctica debe ser parte del diario vivir.

Considere estos  cinco consejos básicos para leer la Biblia. De seguro ayudaran tanto a un nuevo creyente como aquellos que ya llevan años leyéndola.

  1. Escoja una buena versión

Hoy tenemos muchas versiones de la Biblia gracias a organizaciones que se han dedicado a publicar y a republicar estas escrituras. Es importante escoger una versión que puedas entender bien y que te ayude a hacer sentido de lo que lees. Sin embargo la versión Rena Valera 1960 ha sido escogida como la mas cercana a los originales griego y hebreo.

Muchas Biblias vienen con notas de estudios y algunas son específicas para mujeres, hombres, jóvenes, parejas, etc. Pero siempre será preferible escoger la mas tradicional sin estudios anexados, dado que esto nos permitirá solo escuchar la voz de Dios a través de la Palabra sin incursiones humanas.

2. Familiarícese con el texto

La Biblia es una colección de libros y cada uno de estos libros tiene un propósito. Algunos son libros de historia otros, como los Salmos, son oraciones y alabanzas. Otros dan testimonios de Jesús y sus enseñanzas. Através de estos libros Dios nos habla de distintas formas.

Antes de empezar la lectura Bíblica toma uno o dos minutos para relacionarte un poco con el pasaje que vas a leer. Hazte preguntas como: ¿Quién escribió este libro? ¿A quien esta dirigido este pasaje?

Esto ayudara a preparar tu mente para la lectura.

3. Lea el texto cuidadosamente

Concéntrate en leer el texto completo la primera vez. Es recomendado que vuelvas a leer el texto de nuevo, pero esta vez más al paso, tomando notas si quieres. Lo importante es que tomes tu tiempo leyendo. Por eso es bueno dedicar un tiempo aparte durante el día para leer la Biblia sin interrupciones y distracciones.

4. Reflexione en lo que ha leído

Después de leer el pasaje pregúntese: ¿Cuál fue el mensaje principal de este pasaje? ¿Por qué quiso Dios que se escribiera esto? ¿Qué me quiere decir Dios a mí con este pasaje? ¿Cómo puedo adaptar esto a mi vida?

5. Ore y aplique lo que acaba de aprender

Al final de su lectura ore que Dios le ayude aplicar las enseñanzas que acaba de leer. Si hay algo que todavía no entiende o le causa confusión, pídale sabiduría y entendimiento a Dios. Continúe leyendo el pasaje, meditando en el durante la semana y si puede, converse sobre el con un amigo o con su pastor.

Aquí también tienen cinco maneras de leer  toda la Biblia:

  1. Coloca tres marcadores en tres lugares de la Biblia: Génesis, Job y Mateo. Leyendo un capítulo por día de cada una de estas secciones. Usted leerá una vez el Antigúo testamento y dos veces el Nuevo testamento en unos 18 meses.
  2. Lea un capítulo de la Biblia por día y habrá leído toda la Biblia en tres años y tres meses.
  3. Lea tres capítulos de la Biblia de lunes a sábado y cinco capítulos los domingos y habrá completado la lectura de la Biblia en menos de un año.
  4. En Enero a febrero lea desde Génesis a Deuterenomio. De marzo y abril todo el n uevo testamento. En mayo y junio desde Josué hasta Ester. Julio y Agosto desde Job hasta Cantares. Septiembre y octubre lee otra vez todo el Nuevo testamento y Noviembre y diciembre Isaias hasta Melaquias.
  5. El plan de lectura Biblica semanales te dirá como leer en un año todo el Antiguo testamento una vez y el Nuevo testamento dos veces:

PLAN DE ESTUDIO BIBLICO SEMANALES:

1 semana Génesis 1 – 26
2 semana Génesis 27 – 50
3 semana Mateo 4 semana Marcos
5 semana Exodo 1-21
6 semana Exodo 22-40
7 semana Lucas
8 semana Juan
9 semana Levítico
10 semana Hechos
11 semana Números 1-18
12 semana Números 19-36
13 semana Romanos, Gálatas
14 semana 1 y 2 Corintios
15 semana Deuteronomio 1-17
16 semana Deutoronomio 18-34
17 semana Efesios; Filipenses; Colosenses;
1 y 2 Tesalonicenses, 1 y 2 Timoteo; Tito, Filemon.
18 semana Hebreos; Santiago; 1 y 2 Pedro
19 semana Josué
20 semana 1, 2 y 3Juán, Judas y Apocalipsis
21 semana Jueces; Rut
22 semana Job 1-31
23 semana Job 32-42; Eclesiastés; Cantares
24 semana 1 Samuel
25 semana 2 Samuel
26 semana Salmos 1-50
27 semana 1 Reyes
28 semana 2 Reyes
29 semana Salmos 51-100
30 semana 1 Crónicas
31 semana 2 Crónicas
32 semana Salmos 101-150
33 semana Esdras; Nehemías; Ester
34 semana Proverbios
35 semana Mateo
36 semana Isaías 1-35
37 semana Isaías 36-66
38 semana Marcos
39 semana Lucas
40 semana Jeremías 1-29
41 semana Jeremías 30-52; Lamentaciones
42 semana Juán
43 semana Hechos
44 semana Ezequiel 1-24
45 semana Ezequiel 25-48
46 semana Romanos; Gálatas
47 semana 1 y 2 Corintios
48 semana Daniel; Oseas; Joel; Amós
49 semana Efesíos; Filipenses; Colosenses; 1 y 2 Tesalonicenses; 1 y 2 Timoteo;
Tito; Filimón
50 semana Addías, Jonás; Miqueas; Nahum; Habacuc; Sofonías; Hageo; Zacarias;
Malaquías.
51 semana Hebreos; Santiago; 1 y 2 Pedro
52 semana 1, 2 y 3 Juán; Judas; Apocalipsis

Biblia Online