Neuro Teología Cristiana

Neuro Teología Cristiana – Marco Conceptual
(Dr. Héctor D. Colón Santiago, fundador de la teoría)
Estos programas de Master y Doctorado en esta especialidad científica cristiana nacen como respuesta a los grandes desafíos del presente y futuro a que se enfrenta la Iglesia Cristiana, fundamentada en las enseñanzas medulares de las Sagradas Escrituras y que sustentan nuestra fe en la persona de Jesucristo, frente a los nuevos paradigmas e investigaciones científicas que cada día van en aumento. Las ciencias con su diversidad de disciplinas, también se enfrentan a los grandes misterios y revelaciones de la Fe. En este sentido, por siglos, la teología cristiana y las ciencias se han caracterizado por realizar y aplicar sus procesos conceptuales desde ópticas mutuamente excluyentes. Sin embargo, ambas disciplinas al estar orientadas para beneficio del bien humano, son en sí mismas bendiciones e inspiraciones Divinas.

Sin embargo, en los últimos años ha habido algunos avances, diríamos moderados, de acercamiento e integración, en los cuales elementos de asuntos espirituales e investigaciones provenientes de las ciencias han comenzado a rendir algunos frutos. Pero todavía queda largo camino por recorrer. Ya entre finales del pasado siglo (XX) y el presente siglo ha habido un carácter más formal de integrar las neurociencias y la espiritualidad. El nombre obligado es la Neuro Teología. Esta nueva disciplina se estudia en la actualidad como una asignatura en áreas de especialización en algunas universidades y centros académicos de Estados Unidos, tales como: “Ohio State University”, “Harvard Divinity School”, “Pennsylvania Medical School” y en el “Garret Evangelical Theological Seminary”.

En Doxa hemos decidido hacer un esfuerzo más allá de lo que una asignatura nos permita conocer. Hemos creado los programas de Master y Doctorado. Con ellos nos estaremos dedicando a entender las complejas relaciones entre la espiritualidad cristiana y las complejas actividades del cerebro. Si bien habremos de incorporar una base experimental, también habremos de tener una plataforma reflexiva de la teología cristiana. El modelo por excelencia de cómo la espiritualidad y la biología cerebral se integran será la persona de Jesucristo.

En múltiples investigaciones, se ha encontrado que las ciencias y la teología han coincidido en un lugar común: el cerebro humano.

En Doxa creemos que ambas disciplinas, al coincidir en el cerebro humano, tienen mucho en común. Creemos que tanto las ciencias así como la teología son disciplinas al servicio de Dios y de la humanidad. El cerebro es el órgano supremo integrador de todo lo que somos, creemos y hacemos. Y el que nos da todas las capacidades que nos diferencia del resto de los otros seres biológicos.

Objetivos
El principal objetivo de estos programas será integrar las disciplinas de las neurociencias y la teología cristiana en una sola misión, la cual será aplicar las metodologías de investigación y estudio de ambas disciplinas, con el fin de conocer a fondo los vínculos de la mente y nuestra biología corporal, y cómo mediante estos vínculos Dios se relaciona con nosotros.

La pregunta guía es … Cómo encontrar respuestas a cómo pudimos ser hechos a imagen y semejanza de Dios, y en consecuencia, poder responder a Dios desde el máximo de nuestras capacidades. Esto nos invita a esforzarnos por alcanzar la más alta norma de entendimiento y conocimiento sobre Dios y sobre nosotros mismos. Y también, encontrar respuestas a nuestras inquietudes más trascendentales y existenciales. Tomando como modelo y paradigma la persona de Jesucristo como fundamento de nuestra fe cristiana.

Perspectivas Científicas
Con estos programas Doxa incorpora la neurociencia como una disciplina de carácter académico científico, más bien interdisciplinario, que incluye los aportes de variedad de disciplinas que estudian el sistema nervioso y particularmente el cerebro humano. En el cerebro humano es que se vinculan todos los procesos que rigen y definen nuestras vidas. Desde los procesos cognitivos, biológicos, conductuales, educativos, sociales, psicológicos y fundamentalmente espirituales.

De ahí que mediante la neurociencia buscamos añadir data válida que nos ayude en la comprensión de todos estos procesos que se generan a nivel cerebral. Buscamos investigar los misterios de la relación entre los pensamientos, la conducta, las creencias, la espiritualidad y la actividad propia del tejido nervioso y biológico cerebral.

Es decir que, a partir del estudio a distintos niveles: molecular, neuronal, estructural y fisiológico, la neurociencia trata de desentrañar la manera de cómo la actividad del cerebro se relaciona con las actividades propiamente espirituales que ocurren en nuestras vidas.

Postulado Fundamental
A través de este programa Doxa sostiene como postulado fundamental la Teoría Neurocientífica que establece el proceso de los pensamientos como el principal sentido de percepción en la especie humana, (copyright). En esta teoría se da cuenta que el proceso del pensamiento cumple requisitos de naturaleza abstracta espiritual, así como fisiológica cerebral, siendo una de las mayores capacidades del pensamiento, la capacidad de percepción.

Con percepción nos referimos aquí a la capacidad de los pensamientos de percibir todas nuestras emociones, todas nuestras memorias, nuestra personalidad, y percibir todos los asuntos del ámbito espiritual. Ningún otro mecanismo de percepción tiene la capacidad de percibir estas cualidades que son del estricto orden humano. Y, en adición de ser estipulado como el primer sentido sensorial para la especie humana, se postula, entre otras cosas, que los pensamientos son el vínculo mediante el cual Dios se relaciona con el ser humano. Esta Teoría es de la autoría del Dr. Héctor D. Colón Santiago, fundador de la teoría.

Para mas información o inscripción usar Esta Solicitud